Imprimir
Categoría: Temporada 2018-2019

2-3. Kalinic y Griezmann de penalti adelantaron al Atleti antes del descanso y el francés sentenció en la segunda mitad tras el empate previo del Valladolid. 

Partido trepidante en el estadio José Zorrilla, con nutrida presencia de seguidores rojiblancos en las gradas. El Atleti se fue al descanso con ventaja de goles marcados por Kalinic y Griezmann de penalti, pero el Valladolid remontó en un inicio eléctrico de segunda mitad. Al final, volvió a marcar Griezmann para permitir al Atleti conseguir su segunda victoria liguera fuera de casa de la temporada. 

Kalinic abrió el marcador con este gol por debajo de las piernas de Masip.
Kalinic abrió el marcador con este gol por debajo de las piernas de Masip.
Griezmann amplió la ventaja con este gol de penalti señalado a instancias del VAR.
Griezmann amplió la ventaja con este gol de penalti señalado a instancias del VAR.

Buena primera mitad con alternancia de ocasiones en ambas porterías. El primer acercamiento fue para el Atleti en el minuto siete, tras un disparo de Saúl que detuvo Masip sin problemas. El Atleti, que empezó dominando, cedió después el control a los vallisoletanos, hasta que en el minuto veintiséis, se acabó poniendo por delante en el marcador. Fue tras una buena combinación iniciada por Correa, con pase a Griezmann y asistencia de éste en profundidad para Kalinic, que remató al fondo de la portería de tiro cruzado por debajo de las piernas del portero, sacando su instinto de killer. El Valladolid, respondió a este gol con dos ocasiones consecutivas, en los minutos treinta y siete y treinta y ocho respectivamente, con sendos remates de Oscar Plano y Unai, que salieron rozando el larguero y el poste de la portería de Oblak. En el minuto cuarenta y tres, un buen remate de Griezmann fue detenido por Masip con una excelente parada cuando parecía que el balón entraba. La jugada siguió, el balón llegó al campo rojiblanco y de repente y por sorpresa,  Undiano Mallenco tomó el camino de la televisión del VAR y acabó señalando penalti, por una clara mano que en directo había pasado desapercibida para casi todos. La pena máxima la lanzó Griezmann con un tiro fuerte y certero a las mallas de los pucelanos, celebrado con un bailecito que no gustó nada a la grada. Con este 0-2, se llegó al descanso. 

Este remate de Griezmann supuso el gol de la victoria rojiblanca en Pucela.
Este remate de Griezmann supuso el gol de la victoria rojiblanca en Pucela.

En la reanudación el Valladolid salió con gran intensidad y tuvo hasta dos claras ocasiones para acortar distancias. Primero tras un remate de cabeza desde cerca del área pequeña que rechazó Oblak en el minuto cuarenta y seis. Y cinco minutos después. cuando un despeje de cabeza defectuoso de Savic a su propia portería, acabó con una parada espectacular de Oblak cerca de su escuadra. Pero finalmente el Valladolid tuvo el premio del gol en el minuto cincuenta y seis, tras un córner que remató de cabeza Calero y que ni Oblak, que tocó con la punta de los dedos, ni Arias pudieron evitar. Este gol dio más alas si cabe al equipo de Sergio González, de tal forma que acabaron empatando en el minuto sesenta y dos. Fue después de otro córner que esta vez acabó en el fondo de la portería atlética tras un cabezazo desde el área pequeña de Ünal que desvió la rodilla de Saúl antes de entrar. El Valladolid consiguió remontar dos goles en diecisiete minutos a base de juego y garra, pero poco a poco fue bajando el endiablado ritmo incial. El Atleti hizo su primer intento de remate de la segunda mitad en el minuto setenta y cinco, pero el mal remate de Griezmann acabó saliendo por la línea de banda. Pero, los del Cholo tuvieron muchas más suerte en el minuto setenta y nueve, tras una embarullada jugada en el área blanquivioleta, con un primer remate de Rodrigo, varios fallos en el despeje de la defensa, pase de Savic para Griezmann y tiro cruzado del francés desde el lateral del área pequeña, enviado al fondo de las mallas por el palo contrario. Era el 2-3, que a la vista de lo alocado del partido, no parecía definitivo. E incluso volvió a haber incertidumbre con el VAR, tras una posible mano de Arias, muy dudosa, que finalmente no fue señalada a instancias de la sala, sin ser visualizada por Undiano, a pesar de las protestas airadas de los pucelanos: jugadores y grada.  El resto del partido, incluidos los cinco minutos de descuento, discurrió con una Atleti que buscaba tener el balón y un Valladolid, que intentó conseguir de nuevo el empate, que finalmente no consiguió por suerte para los intereses rojiblancos. 

Tras conseguir estos tres importantes puntos, finalizando la larga racha de empates a domicilio, el Atleti debe esperar a la última jornada del año en el Wanda Metropolitano ante el Espanyol para certificar que acaba el 2018, en la parte alta de la clasificación. Queda mucho todavía, pero es importante estar ahí por el momento. 

Visto: 1533