0-0. Otra vez los penaltis (4-1) jugaron en contra del Atleti, que mereció mejor suerte. 

Derbi en la lejana Yeddah en la final de SuperCopa de España. El partido no respondió a las expectativas, con más tensión que juego y mayor acierto de los porteros que de los delanteros. Al final, acabó con empate sin goles en un flojo tiempo reglamentario, en la prórroga, donde el Atleti fue mejor y que acabaron llevándose los de Zidane en una fatídica tanda de penaltis, en la que no acertaron ni Saúl ni Thomas ante un certero equipo blanco desde los once metros. 

Equipo inicial que jugó la final en Yedda.
Equipo inicial que jugó la final en Yedda.

La primera parte fue bastante floja, con mucho respeto por ambas partes como en el último partido de Liga entre ambos y sin muchas ocasiones, destacando Oblak con su seguridad habitual en los acercamientos del equipo blanco. En el minuto veintidos, ni Sánchez Martínez ni el VAR quisieron ver un claro derribo de Ramos a Correa, que de haber sido señalado, hubiera dado otro aire diferente a esta anodina primera mitad.  

Oblak, excelente una vez más durante la final.
Oblak, excelente una vez más durante la final.
Claro derribo en el área de Sergio Ramos a Correa no sancionado.
Claro derribo en el área de Sergio Ramos a Correa no sancionado.

En la segunda mitad, la tónica fue similar, con poca profundidad por parte de ambos equipos con sus líneas muy juntas y poco margen para la sorpresa. La mejor ocasión para los blancos llegó tras un remate de cabeza de Valverde con todo a su favor desde cerca del área pequeña que su propia rodilla envió fuera. El Atleti por su parte, tuvo su mejor oportunidad en el minuto ochenta, cuando Trippier puso un excelente balón de rosca para Morata, que remató desde la esquina del área pequeña y se encontró con la mano de Courtois, enviando el balón a córner. Y el portero belga, volvió a evitar el gol tras un disparo de falta de rosca por sorpresa de Thomas, que casi se cuela en su portería justo antes del pitido final del tiempo reglamentario.   

Courtois desbarata una gran ocasión de Morata al final del partido.
Courtois desbarata una gran ocasión de Morata al final del partido.

En la prórroga, el Atleti estaba mucho más fresco y llevó la iniciativa en todo momento. La mejor ocasión llegó en un contragolpe de Morata, que tras una larga galopada y ya cerca del área grande blanca, fue derribado con una dura entrada por detrás de Fede Valverde, que por fin le valió la cartulina roja, que debió haber visto mucho antes. La expulsión fue muy clara, pero evitó lo que podía haber sido el gol de la merecida victoria rojiblanca. No fue así y se llegó al final de la prórroga con el empate inicial sin goles. 

Valverde evita con su expulsión la mejor ocasión del partido ante Morata.
Valverde evita con su expulsión la mejor ocasión del partido ante Morata.

Y en los penaltis, la historia fue de nuevo cruel con el Atleti, con tiro al poste de Saúl tras engañar a Courtois, buen penalti de Thomas, despejado por el meta blanco con un gran paradón y gol de Trippier, que no fue suficiente ante el acierto de los madridistas en sus cuatro lanzamientos (Carvajal, Rodrigo, Modric y Ramos).  

Tras esta injusta derrota, otra vez desde el fatídico punto de penalti, el Atleti debe pasar página, tomando como positivo que el equipo ha competido hasta el final y no ha tenido ni la suerte ni el acierto necesarios en los momentos decisivos, sobre todo en la prórroga donde fue mucho mejor, aunque en la tanda de penaltis, no estuvo nada acertado. Ahora, toca pasar página y pensar ya en el próximo compromiso liguero en Ipurúa ante el Éibar.    

 

At. Madrid - 2 Ath. Bilbao - 1. Campeones de Copa en 1985 por sexta vez.

2-1. Hugo Sánchez fue decisivo en el Bernabéu para la consecución de nuestra sexta Copa del Rey.

Hay 19 invitados y ningún miembro en línea