1-0. Raúl García de cabeza, marca el gol de la victoria en un partido flojo por ambas partes con suspense por el resultado hasta el final.Raúl García marcón el polémico gol de la victoria

Día del Niño, muchos pequeños rojiblancos en las gradas disfrutando del liderato de su equipo y un ambiente espectacular con lleno hasta la bandera. En ese escenario, le tocaba al equipo no fallar, como en anteriores días festivos organizados por el club. Y en esta ocasión, se volvió a comprobar también en este sentido, que la dináminca ha cambiado hasta en eso: partido flojo, día festivo, pero a diferencia de anteriores temporadas, ahora victoria, gracias a un nuevo gol de Raúl García. Eso sí, con posible falta del navarro por empujón a un defensa amarillo.

El Atleti se presentaba al partido con tres bajas sensibles: Diego Costa, Ardá y Gabi. Y en esta ocasión, con el equipo muy justo de gasolina tras la batalla del Nou Camp, se notó la ausencia de estos tres pilares rojiblancos. Se adelantaron los madrileños en el minuto 13, una vez más tras la salida de un córner por parte de Koke que Raúl García remató a las mallas, tras desplazar ligeramente al defensa Mario. El árbitro no lo apreció así y concedió el gol a favor del líder. Y a partir de ese momento, el equipo dio un paso atrás y se dedicó a sestear (¡de hecho el partido era a las 16:00!) y a defenderse como siempre, es decir,  con mucho orden y solidez.

En el resto del partido, apenas si hubo ocasiones por ambas partes, y éstas fueron todas en la segunda mitad. Por parte atlética, destacar dos tiros que paró Segrio Asenjo, uno de Villa y otro de Raúl García. Y por parte de los del submarino amarillo, un tiro desde el lateral del área de Perbet, que saió por encima del larguero de Courtois, que no tuvo que hacer ninguna intervención en todo el partido. Pero a pesar de eso, hubo que sufrir por lo corto del resultado, sobre todo, ya en el tiempo de descuento, en un balón centrado al área atlética, que despejó mal Tobi Alderweireld, y que salió rozando el poste, y milagrosamente no entró en la meta del portero belga. El Calderón suspiró y apenas dos minutos después explotó de alegría tras el pitido final. Así, el líder suma tres puntos más para seguir soñando con hacer algo grande, incluso en un partido en el que la faltó la chispa habitual. Afortunadamente para el partido, el Cholo se encargó de prender esa chispa en la grada, haciendo que el estadio vibrará y animará de manera espectacular durante todo el partiod, y especialemente en el tramo final del partido. Por eso, nuestros niños se volvieron a engachar al Atleti: por un Calderón espectacular lleno de ilusión y un equipo mágico, aún en los partidos más flojos como éste.

Y POR CIERTO, AUNQUE PUEDA PASAR DESAPERCIBIDO DEBIDO A LA GRAN CAMPAÑA DEL EQUIPO, CON ESTE TRIUNFO SE CONSIGUE EL PRINCIPAL OBJETIVO DE LA TEMPORADA: LA CLASIFICACIÓN DIRECTA (AL MENOS COMO TERCEROS) PARA LA FASE DE GRUPOS DE LA PROXIMA CHAMPIONS LEAGUE SIN FASE PREVIA.

 

At. Madrid - 2 Ath. Bilbao - 1. Campeones de Copa en 1985 por sexta vez.

2-1. Hugo Sánchez fue decisivo en el Bernabéu para la consecución de nuestra sexta Copa del Rey.

Hay 200 invitados y ningún miembro en línea