2-0. Miranda abrió la lata y Diego Costa cerró el partido de penalti casi al final. Antes, Villa falló un penalti que puso la incertidumbre en las gradas.Nuevo golazo de cabeza de Miranda, esta vez ante el Elche, que abría el marcador

Gran ambiente en un Vicente Calderón casi lleno para ver al líder de la Liga, a pesar de ser Viernes Santo y estar muchos de vacaciones. Pero el tirón de este equipo es muy grande y la posiblidad de hacer algo más grande todavía esta temporada, está cada vez más cerca. Al final, tras un partido con más sufirimiento de lo previsto, por el empate en el marcador hasta muy avanzada la segunda mitad, el Atleti cumplió con el guión previsto, y consiguió tres puntos fundamentales en este apretado sprint final. A pesar del penalti fallado por Villa, los goles de Miranda y Diego Costa, permiten mantenerse en lo más alto una jornada más. ¡Y ya sólo faltan cuatro!

El primer tiempo fue flojo, con dominio alterno, y pocas ocasiones de gol. Y las pocas que hubo, fueron de parte ilicitana. Menos mal, que bajo los palos de la porteria rojiblanca, sigue jugando, al menos por ahora, uno de los mejores porteros del mundo, y Courtois desbartó dos claras ocasiones del Elche con dos grandes rechaces que evitaron la sorpresa en el marcador.

 

En la segunda mitad, el escenario cambió, y el Atleti sabedor de la importancia de los puntos, dio un paso adelante y tomó las riendas del partido. A pesar del dominio, el gol no llegaba y la grada, "de diez una vez más", se impacientaba. Y la incertidumbre y el nerviosismo creció, cuando Manu Herrera, paró un penalti muy riguroso, que lanzó David Villa. A pesar de esto, los rojiblancos no cejaron en su empeño y consecuencia de ellos, llegó el primer gol, fruto de la estrategia una vez más. Fue tras un lanzamiento de esquina, que Miranda remató de cabeza desde fuera del área pequeña, elevándose por encima de los defensores franjiverdes. Esto gol supuso un alivio para los jugadores y para la grada. pero quedaba un cuarto de hora largo para aguantar este resultado. Afortunadamente, el equipo sabe a lo que juega y defiende muy bien. Y tras unos minutos de tensión, casi llegando ya al minuto noventa, llegó otro penalti, éste mas claro que el anterior, que Diego Costa, se atrevió a tirar a pesar de los últimos fallados. Y esta vez sí, el penalti transformado por el hispano-brasileño supuso el 2-0 definitivo en el marcador para tranquilidad de todos los atléticos, y la explosión de júbilo en las gradas.

 

Ahora, el Via Crucis pasa por dos dificiles salidas consecutivas a Valencia (Mestalla y Ciudad de Valencia), claves para el devenir de la Liga. Quedan cuatro finales, y son necesarias al menos tres victorias. Ese es el objetivo, pero ahora toca pensar de nuevo en la Europa grande: el Chelsea de Torres y Mouriño espera el martes para otra noche grande.

 

At. Madrid 1 - Zaragoza - 0. Campeones de Copa 1976

1-0. Campeones de Copa en 1976 por quinta vez ante el Zaragoza en el Bernabéu.

Visita nuestra sección "Momentos mágicos rojiblancos" y disfruta de nuestra historia.

Hay 13 invitados y ningún miembro en línea