3-0. Carrasco (2) y Filipe Luis acertaron con la portería navarra para sentenciar un partido de clara superioridad rojiblanca.

Último "Día del Niño" en el Calderón con gran afluencia de pequeños seguidores rojiblancos en las gradas, que harán que la afición atlética perdure por muchos años más. Y el ambiente festivo, se trasladó de la grada al campo, donde un buen Atleti a pesar de las rotaciones, se llevó tres puntos más en su lucha por asegurar la tercera plaza, con goles de Carrasco por partida doble y de Filipe Luis.

En la primera mitad, el Atleti fue superior ante un defensivo Osasuna. La primera ocasión llegó tras una gran jugada de Giménez, hoy en la medular, que acabó rematando fuera de manera defectuosa Correa. Poco después las ocasiones llegaron primero para Correa y después para Thomas con sendos remates que rozaron los palos de los navarros. A pesar del dominio y de las ocasiones, el gol no llegaba. Y hubo que esperar hasta el minuto treinta para que el Atleti abriera el marcador. Fue tras un balón conducido por Filipe por la banda, que llegó a Carrasco, que tras driblar a un contrario, remató con la derecha mediante un tiro seco cruzado que se coló en la portería navarra. Tras este gol, siguió el dominio rojiblanco pero sin más oportunidades claras antes del descanso.

Disparo fuerte y raso de Carrasco que se colocó en la portería osasunista.

Disparo fuerte y raso de Carrasco que se colocó en la portería osasunista.

Nada más iniciarse la segunda mitad, llegó el segundo gol para los madrileños. Una  magistral asistencia de Nico Gaitán desde la banda fue rematada al fondo de las mallas con un gran testarazo por Yannick Carrasco. Este gol dio la tranquilidad necesaria a los rojiblancos para aumentar su dominio y para hacer de la segunda parte una fiesta, alentados desde la grada, que en todo momento jaleo a todos sus jugadores, estuvieran sobre el césped o fuera del mismo y fueran de la actual plantilla o de etapas pasadas. La fiesta también era para los niños, que botaban y botaban cuando así se les pedía desde la grada del Calderón. El "Niño Torres" también quiso celebrar su fiesta particular, pero se encontró primero con un rechace con la pierna de Sirigú tras un remate desde el área pequeña y después con una mano del portero osasunista cerca de la línea de gol. No tuvo suerte el de Fuenlabrada en estas dos acciones. Por su parte, el que sí volvió a tener suerte de cara al gol de nuevo fue Filipe Luis en el minuto sesenta y uno. Una gran jugada de Correa, llegó a la pierna derecha del brasileño, que se sacó una magnífica rosca inalcanzable para Sirigú, a pesar de ser su pierna "mala". Era el 3-0 que suponía cerrar el partido definitivamente.

Gran cabezazo de Carrasco que suponía el 2-0 nada más arrancar la segunda mitad.

Gran cabezazo de Carrasco que suponía el 2-0 nada más arrancar la segunda mitad.

Derechazo de Filipe Luis que cerraba la cuenta goleadora del partido.

Derechazo de Filipe Luis que cerraba la cuenta goleadora del partido.

La fiesta siguó en la grada y pudo ser mayor sí el Atleti no se hubiera encontrado con peor pesadilla: la del punto de penalti (seis fallos de ocho en esta Liga y ocho fallos de trece en total en la temporada). En el minuto ochenta y ocho Sirigú derribó a Correa en un claro penalti señalado por el árbitro. Carrasco lo lanzó muy bien, pero se encontró con una gran estirada del portero pamplonica que evitó el gol. Y tan solo un minuto después, un centro al área de Thomas rebotó en la mano de un defensor rojillo y el árbitró de nuevo señaló la pena máxima. El ghanés no escuchó al público que pedía insistentemente que lo lanzara el "debutante en Liga" Cerci, y lo lanzó él, pero se encontró con otra gran parada del meta osasunista. A pesar de estos dos nuevos penaltis fallados, el partido acabó con el 3-0 y sin la necesidad de que de que Oblak tuviera que intervenir en todo el partido ni de que Griezmann saltara al campo. El que sí lo hizo fue Tiago, que se llevó una atronadora ovación y el cariño de todo el Calderón tras otros cuatro meses lesionado.

Tras esta importante victoria en lo que podía ser un "partido trampa" y con muchos de los habituales titulares descansados tras las rotaciones, llega la batalla de Leicester el próximo martes, en la que los del Cholo tienen que volver a demostrar que son superiores y certificar un nuevo pase a semifinales de la máxima competición continental. ¡¡¡VAMOS ATLETI!!! #LaLigadeCampeonesEsLaObsesion!!! ¡¡¡SÍ SE PUEDE!!!

At. Madrid - 1 Mallorca - 0. Campeones de Copa 1991 por séptima vez

1-0. Alfredo marcó en la prórroga para conseguir nuestro séptimo título de Copa del Rey.

Hay 18 invitados y ningún miembro en línea