1-1. Igual que ante el Betis, en el descuento dejamos escapar dos puntos importantes. La Champions se aleja de forma casi definitiva.Indecisión defensiva rojiblanca que casi supone olvidarse de la Champioons definitivamente

El Atleti no supo aprovechar su última oportunidad clara de acercarse seriamente a la Champions. Igual que en el partido anterior, cuando el partido agonizaba, dejamos escapar otros dos puntos que esta vez se antojan decisivos para no cumplir el principal objetivo fijado al principio de la temporada.

En el primer tiempo, se notó un Atleti cansado y lento, que en ningún momento llevó el control del partido y que apenas creó una ocasión tras un cabezazo de Arda que salió por el lateral de la porteria de Bravo. Poco más por ninguno de los dos equipos antes del descanso.

En la reanudación, el Atleti se adelantó en el marcador en el minuto 54, tras un gran disparo desde fuera del área de Gabi que se coló pegado al palo en la porteria donostiarra. Los vascos pudieron empatar tras un balón enviado por encima del larguero desde el área pequeña o incluso tras una falta lejana que pasó rozando el poste atlético. El Atleti, a pesar de haber mejorado con respecto al primer tiempo, no ofrecía garantías claras de salir victorioso en el partido. La salida de Diego, supuso incrementar una marcha en el ritmo rojiblanco, pero no fue suficiente para matar el partido. El escenario cambio radicalmente tras la segunda amarilla a Gabi, que suponía su expulsión y también que la Real, que no se jugaba nada, tomará definitivamente las riendas del partido y acorralara al Atleti en su campo. Así, tras una serie de saques de esquina consecutivos, en el último de ellos y ya en tiempo descuento, supuso un mal entendimiento entre Juanfran y Courtois, que no la supieron despejar ni retener y que la Real consiguiera empatar el partido. Empate merecido pero mazazo tremendo para los atléticos, que veían como se esfumaban casi de forma definitiva todas las ilusiones de jugar la máxima competición europea.

Ahora, no hay que despistarse y hay que asegurar jugar en Europa la temporada próxima por la vía de la Liga. Y si nos ganamos ese derecho en Bucarest, ¡genial!, pero...no olvidemos que la temporada todavía pueda acabar en fracaso. ¡Vamos Atleti, sólo queda un último arreón!.

 

At. Madrid - 1 Mallorca - 0. Campeones de Copa 1991 por séptima vez

1-0. Alfredo marcó en la prórroga para conseguir nuestro séptimo título de Copa del Rey.

Hay 15 invitados y ningún miembro en línea