2-0. Oblak con su gran partido, sostuvo a un buen Atleti hasta el final del duelo, donde Suárez y Messi decidieron. 

Equipo que dio la cara en el Nou Camp a pesar de las adversidades.
Equipo que dio la cara en el Nou Camp a pesar de las adversidades.
Expulsión de Diego Costa por roja directa, clave para la evolución del partido.
Expulsión de Diego Costa por roja directa, clave para la evolución del partido.

Partidazo en el Nou Camp entre los dos primeros clasificados, que acabó con victoria de los blaugranas con goles de Suárez y Messi en los minutos finales del partido. La expulsión de Diego Costa, en el minuto veintisiete del partido por roja directa, fue determinante en el devenir del encuentro. El Atleti dio la cara a pesar de jugar más de una hora con un hombre menos, sostenido por un colosal Oblak que realizó hasta nueve excelentes paradas, pero al final no consiguió llegar hasta la orilla y sucumbió ante los de Valverde, que prácticamente son ya virtuales campeones de Liga.  

En el primer tiempo fue mejor el Barcelona, antes y después de la expulsión directa de Diego Costa en el minuto veintisiete, que Gil Manzano no dudó ni un instante tras escuchar las palabras pronunciadas por el hispano-brasileño. La mejor oportunidad para los de Valverde llegó en el minuto trece, tras una gran asistencia de Messi para Jordi Alba, que sólo ante Oblak, envió el balón al poste de la portería atlética tras desviarla el esloveno con la punta de sus dedos. Destacando también la gran oportunidad que tuvo después Coutinho, cuando recibió un balón dentro área madrileña y tras rematar raso con todo a su favor para marcar, se encontró con una gran despeje con su mano derecha de Oblak, cargado seguridad, rapidez y reflejos. El Atleti por su parte, tuvo su mejor acercamiento antes de quedarse con uno menos. Fue tras un balón en profundidad de Saúl para Griezmann que el francés remató cruzado con su pierna derecha, deteniendo Ter Stegen. Así, la primera mitad acabó con el empate inicial en el marcador, a pesar de las dificultades que tuvo el Atleti para poder mantenerlo. 

Oblak estuvo inmenso todo el partido.
Oblak estuvo inmenso todo el partido. 

En el segundo acto el Atleti, a pesar de estar jugando con diez, dio un paso adelante en busca de intentar adelantarse en el marcador. Durante muchos minutos, un excelso Oblak con su gran cantidad de paradas meritorias de todo tipo mantuvo al Atleti. Su recital de esta segunda mitad empezó con una salida con el pie ante un remate de Luis Suárez, y siguió con un primer rechace tras un buen remate de Messi y una posterior parada a tiro de Malcolm, sin olvidar una buena palomita tras otro tiro desde fuera del área del argentino o una parada en dos tiempos tras otro tiro del omnipresente líder del Barcelona. El Atleti por su parte no llegó con claridad a la portería de Ter Stegen salvo en una falta lateral lanzada por Griezmann y detenida por el alemán o un buen remate de cabeza de Giménez que salió cerca del poste de los azulgranas. Pero en el tramo final del encuentro los culés consiguieron demoler el muro del esloveno Oblak con dos golazos, primero de Luis Suárez en el minuto ochenta y cinco y dos minutos después de Messi. El primero de ellos llegó tras una internada de Jordi Alba por la banda con asistencia para Luis Suárez, que desde cerca de la esquina del área grande, remató de rosca al fondo de la red cerca al palo contrario, único hueco donde no llegó el gigante Oblak,  aunque solo fuera por unos centímetros. Y tan solo dos minutos después, sin tiempo para que el Atleti pudiera intentar la igualada y la remontada, llegó la sentencia definitiva tras un balón largo en profundidad para Messi, que tras zafarse de la entrada de Giménez, se detuvo, pensó donde ponerla y remató pegado al palo entre Thomas y los dos defensas charrúas del centro de la defensa atlética. Dos golazos que hacían justicia para dar los tres puntos al Barça, que en el cómputo general tuvo más ocasiones y fue mejor. 

Griezmann hizo un buen partido en el Nou Camp, a pesar de los pitidos continuos desde la grada.
Griezmann hizo un buen partido en el Nou Camp, a pesar de los pitidos continuos desde la grada.

Tras esta derrota, aún quedan siete partidos, en los que el equipo del Cholo debe seguir dando la cara para conseguir el subcampeonato y quedar de nuevo por delante de los vecinos de Concha Espina. Por lo tanto, toca pelear hasta el final de @LaLiga, compitiendo como lo ha hecho el equipo hoy y sobre todo, felicitando deportivamente al Barcelona, justo futuro "campeón"

** Vídeo del partido Barcelona - At.Madrid**

Colabora con siempreatletico.com

Si estás interesado, escríbenos a @siempreatletico

Tuits de @siempreatletico. ¡Síguenos!

At. Madrid - 2 Ath. Bilbao - 1. Campeones de Copa en 1985 por sexta vez.

2-1. Hugo Sánchez fue decisivo en el Bernabéu para la consecución de nuestra sexta Copa del Rey.

Hay 137 invitados y ningún miembro en línea